miércoles, 20 de agosto de 2008

Falafel

Reciben este nombre las albóndigas de forma achatada hechas a base de habas secas, garbanzos o una mezcla de ambos. Es un plato originario de Oriente Medio que, hoy en día, se ha extendido por todos los países árabes y Europa. Siempre que voy a Granada, me gusta tomar en un pequeño local llamado "Baraka", en la esquina que da a las calles Elvira y Calderería Nueva, un buen pita relleno de verdura y falafel con salsa de tahína; os aseguro que disfruto esos momentos como si estuviera en un restaurante de cinco tenedores.



Necesitamos: 200 gramos de habas secas, 100 gramos de garbanzos, media cebolla, un diente de ajo, una cucharada de harina (de trigo o mejor de garbanzos), una cucharada de perejil seco, una ramita de cilantro verde picado, dos cucharaditas de comino en polvo, una cucharadita de canela, una cucharadita de cúrcuma, media cucharadita de pimienta blanca molida, una cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato y otra de pimentón.
......
1. Se ponen a remojar en agua las habas y los garbanzos la noche anterior
2. Por la mañana se escurren y se trituran con la batidora o robot de cocina junto con el resto de ingredientes hasta formar una masa grumosa (con tropezones)
3. Se deja reposar unas dos o tres horas tapando la masa
4. Se confeccionan unas bolitas que se pueden aplastar ligeramente
5. Se fríen en abundante aceite caliente (mejor aceite de oliva virgen extra)
6. Se sacan sobre un plato con un trozo de papel de cocina para que escurran el exceso de aceite y ¡listo para comer!.
.....
Se suelen servir acompañados de una salsa de yogur o tahina y verduras, bien en un plato o bien dentro de un pan pita.

No hay comentarios: