sábado, 30 de agosto de 2008

Huevos rellenos

Esta receta es mi forma favorita de preparar los huevos rellenos. Da un poco de trabajo, pero el resultado merece la pena. ....

Necesitamos: huevos, atún en aceite, tomates, aceite de oliva, patatas, limón y sal.


1. Ponemos a cocer varios huevos hasta que se pongan duros. Una vez fríos los pelamos y los partimos por la mitad, reservando las yemas en un plato aparte.

2. Preparamos una salsa de tomate: trituramos con la batidora unos tomates sin piel ni pepitas y los ponemos a freir en un cazo con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.

3. Mezclamos en un bol la mitad de las yemas reservadas, atún en aceite desmigado y salsa de tomate hasta que resulte una pasta homogénea.

4. Disponemos las claras partidas en una fuente y las vamos rellenando generosamente con la mezcla elaborada.

5. Hacemos una mayonesa y cubrimos con ella los huevos rellenos.

6. Pelamos y troceamos varias patatas y las ponemos a cocer en agua con sal.

7. Pasamos las patatas cocidas por un chino, de forma que resulten "fideos" de patata que van formando una capa que cubre los huevos.

8. Desmigamos la otra mitad de las yemas que teníamos aún reservadas por encima de la capa de fideos de patata.

Mayonesa

Esta entrada se la dedico especialmente a aquellos que están dando sus primeros pasos en la cocina.
...
Necesitamos: huevos, aceite (de oliva o de girasol), limón y sal.
...

1. Echamos en el vaso de la batidora: un huevo, un buen chorro de aceite de oliva o girasol, un chorrito de limón y una pizca de sal.
2. Batimos a velocidad rápida y vamos agregando aceite hasta coseguir la textura deseada.
...

Os recomiendo usar el aceite de oliva para la mayonesa que se añade a platos como el gazpachuelo malagueño, que necesitan un sabor más intenso. Para otros, como la ensaladilla rusa, mejor utilizar el aceite de girasol, que os dará un sabor más suave. Comprobaréis que cuanto más aceite se añada, más espesa resultará la salsa. La dificultad principal que encierra la elaboración de la mayonesa es que se nos corte, para que esto no ocurra y la salsa resulte bien atada, debemos mantener primero la batidora en el fondo del vaso, sin moverla y a la velocidad rápida. Después, de unos segundos, cuando notemos que la salsa está atada, subimos la batidora desde el fondo del vaso y podemos moverla sin problemas. Otros consejos, utilizad huevos que estén limpios por fuera, haced sólo la que vayáis a consumir, mantenedla dentro del frigorífico hasta el momento de servirla y no la guardéis de un día para otro, así no habrá peligro con la salmonela. Hay quienes sustituyen el huevo por leche, es una opción interesante para los que os guste ser muy precavidos.
...
Para los que queráis seguir profundizando en los misterios que encierra la elaboración de esta salsa, aquí os pongo un enlace muy interesante:

http://webos-fritos.blogspot.com/2008/03/mayonesa.html

Y para aquellos que por motivos de seguridad la queráis hacer utilizando leche en vez de huevo (cosa que os recomiendo) aquí tenéis este otro enlace:

http://mediahoradecocina.blogspot.com/2008/09/mahonesa-de-leche.html

miércoles, 20 de agosto de 2008

Falafel

Reciben este nombre las albóndigas de forma achatada hechas a base de habas secas, garbanzos o una mezcla de ambos. Es un plato originario de Oriente Medio que, hoy en día, se ha extendido por todos los países árabes y Europa. Siempre que voy a Granada, me gusta tomar en un pequeño local llamado "Baraka", en la esquina que da a las calles Elvira y Calderería Nueva, un buen pita relleno de verdura y falafel con salsa de tahína; os aseguro que disfruto esos momentos como si estuviera en un restaurante de cinco tenedores.



Necesitamos: 200 gramos de habas secas, 100 gramos de garbanzos, media cebolla, un diente de ajo, una cucharada de harina (de trigo o mejor de garbanzos), una cucharada de perejil seco, una ramita de cilantro verde picado, dos cucharaditas de comino en polvo, una cucharadita de canela, una cucharadita de cúrcuma, media cucharadita de pimienta blanca molida, una cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato y otra de pimentón.
......
1. Se ponen a remojar en agua las habas y los garbanzos la noche anterior
2. Por la mañana se escurren y se trituran con la batidora o robot de cocina junto con el resto de ingredientes hasta formar una masa grumosa (con tropezones)
3. Se deja reposar unas dos o tres horas tapando la masa
4. Se confeccionan unas bolitas que se pueden aplastar ligeramente
5. Se fríen en abundante aceite caliente (mejor aceite de oliva virgen extra)
6. Se sacan sobre un plato con un trozo de papel de cocina para que escurran el exceso de aceite y ¡listo para comer!.
.....
Se suelen servir acompañados de una salsa de yogur o tahina y verduras, bien en un plato o bien dentro de un pan pita.