jueves, 29 de noviembre de 2007

Arroz a la cubana

Comida frecuente para los que hacían la "mili", los estudiantes y aquellos que, por sus múltiples ocupaciones, no tienen tiempo para la cocina. Esta manera que aquí os propongo de hacerlo es responsable de que mucha gente que conozco se haya reconciliado con el arroz a la cubana. Y es que cualquier plato aparentemente vulgar puede ser elevado a la categoría de monumento gastronómico si lo hacemos con un poquito de atención y cariño.



Preparamos arroz blanco
A la vez hacemos una salsa de tomate .

A la hora de servir ponemos un montoncito de arroz en el centro del plato. Le damos forma semiesférica con una cuchara. Hay quien utiliza como molde una taza . La salsa de tomate se dispone alrededor, a modo de anillo.Freímos un huevo en abundante aceite de oliva y lo colocamos encima del arroz.

1 comentario:

PUNTIYO dijo...

Esta diciéndo: cómeme.