viernes, 2 de julio de 2010

"Mantecado" para desayunar

"Mantecado" es el nombre que le solemos dar en casa a este dulce que nos hacemos todos los días para desayunar. Lo adornamos con una almendrita, a la manera de las tortas de Algarrobo (Málaga). Tiene todas las ventajas, no necesita levadura, hornear ni cocina ninguna y se prepara en un par de minutos. Ideal para las personas que no puedan tomar productos con gluten o que quieran comer dulces evitando el trigo, las harinas refinadas, bollería, grasas trans, grasas animales o seguir una dieta sin azúcar.


Necesitamos: almendras crudas y peladas, pipas de calabaza crudas peladas, pipas de girasol crudas peladas, semillas de lino (crudas sin tostar), miel, aceite de lino, aceite de girasol, molinillo de café.

1. En un molinillo de los de café, limpio (yo tengo uno dedicado sólamente a este menester) echamos unas 10 almendras crudas peladas, una cucharadita de pipas de girasol crudas peladas, una cucharadita de pipas de calabaza crudas peladas y una cucharadita de semillas de lino dorado (que no estén tostadas ni nada). Lo molemos todo.

2. En un bol echamos media cucharadita de aceite de lino, media cucharadita de aceite de girasol y una cucharadita de miel. Removemos todo hasta que se integre. Los aceites que utilizo son extraídos de primera presión en frío, es fácil encontrarlos en herbolarios.

3. Añadimos al bol el contenido del molinillo y seguimos removiendo hasta que todo se integre. despues amasamos con la mano y formamos una pelotita que aplastamos para que forme una pequeña torta.

4. Le ponemos una almendrita en el centro a la tortita resultante y ya está, a comer un delicioso dulce.

Espero que difrutéis de este desayuno energético, no es nada pesado y nos mantiene satisfechos durante gran parte de la mañana. En fin, otro ejemplo de que la comida rápida puede ser también sana. Si no encontráis los aceites de girasol y lino que antes os he indicado se pueden sustituir por aceite de oliva virgen extra, si bien el sabor con este será más intenso. Sobre las semillas de lino tenéis varias marcas que se venden también en cualquier herbolario aquí en España yo suelo utilizar las de "Luz de vida" o las de "El viejo molino". En mi caso, el aceite que más suelo utilizar para hacer estos "mantecados" es uno de la marca Biolasi, se llama Biolinosol y es una mezcla de aceite de girasol y de lino procedentes de agricultura ecologica y extraído por primera presión en frío. La botella de medio litro suele costar casi ocho euros, pero os durará muchísimo, seguramente varios meses, y es una inversión en salud pues es una fuente de ácidos grasos esenciales.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Potaje de judías mungo (soja verde) con arroz

Aunque se vende con el nombre de "soja verde" la judía mungo no tiene que ver nada con la soja. Esta legumbre, de las más ricas en proteínas, se viene utilizando en la cocina hindú desde hace miles de años. En la actualidad, cada vez es más frecuente encontrarla en los herbolarios y supermercados.
.......
Necesitamos: 500 gramos de judías mungo (soja verde), una cebolla, una rama de apio, 2 o 3 zanahorias, 2 tomates, una hoja de laurel, 3 o 4 hojas de acelga, aceite de oliva, agua y sal.
....
Para el arroz blanco (opcional): arroz, uno o dos dientes de ajo, aceite de oliva, una hoja de laurel, agua y sal.
.....
1. Ponemos las judías mungo (soja verde) en remojo la noche de antes.

2. Vertemos en la olla un chorro generoso de aceite de oliva y salteamos la cebolla picada durante unos minutos.

3. Trituramos los tomates en la batidora. Si os molestan, elimináis las pepitas y la piel. Los añadimos a la olla y seguimos cocinando durante unos minutos más hasta que reduzcan un poco.
...
4. Troceamos y agregamos a la olla la rama de apio y las zanahorias, además de las judías mungo, una hoja de laurel, sal y cubrimos de agua (no os quedéis cortos, las judías mungo chupan bastante agua durante la coción).
....
5. Cerramos la olla y cocemos durante unos 25 minutos ( yo lo suelo hacer en olla a presión, sin presión tarda un poco más).

6. A mi me gusta Hacer arroz blanco aromatizado con ajo y laurel en una cazuela aparte y a la hora de servir añadir una o dos cucharadas en cada plato, tal como veis en la foto. De todas formas esto del arroz es opcional y no lo hago siempre.

sábado, 30 de agosto de 2008

Huevos rellenos

Esta receta es mi forma favorita de preparar los huevos rellenos. Da un poco de trabajo, pero el resultado merece la pena. ....

Necesitamos: huevos, atún en aceite, tomates, aceite de oliva, patatas, limón y sal.


1. Ponemos a cocer varios huevos hasta que se pongan duros. Una vez fríos los pelamos y los partimos por la mitad, reservando las yemas en un plato aparte.

2. Preparamos una salsa de tomate: trituramos con la batidora unos tomates sin piel ni pepitas y los ponemos a freir en un cazo con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.

3. Mezclamos en un bol la mitad de las yemas reservadas, atún en aceite desmigado y salsa de tomate hasta que resulte una pasta homogénea.

4. Disponemos las claras partidas en una fuente y las vamos rellenando generosamente con la mezcla elaborada.

5. Hacemos una mayonesa y cubrimos con ella los huevos rellenos.

6. Pelamos y troceamos varias patatas y las ponemos a cocer en agua con sal.

7. Pasamos las patatas cocidas por un chino, de forma que resulten "fideos" de patata que van formando una capa que cubre los huevos.

8. Desmigamos la otra mitad de las yemas que teníamos aún reservadas por encima de la capa de fideos de patata.

Mayonesa

Esta entrada se la dedico especialmente a aquellos que están dando sus primeros pasos en la cocina.
...
Necesitamos: huevos, aceite (de oliva o de girasol), limón y sal.
...

1. Echamos en el vaso de la batidora: un huevo, un buen chorro de aceite de oliva o girasol, un chorrito de limón y una pizca de sal.
2. Batimos a velocidad rápida y vamos agregando aceite hasta coseguir la textura deseada.
...

Os recomiendo usar el aceite de oliva para la mayonesa que se añade a platos como el gazpachuelo malagueño, que necesitan un sabor más intenso. Para otros, como la ensaladilla rusa, mejor utilizar el aceite de girasol, que os dará un sabor más suave. Comprobaréis que cuanto más aceite se añada, más espesa resultará la salsa. La dificultad principal que encierra la elaboración de la mayonesa es que se nos corte, para que esto no ocurra y la salsa resulte bien atada, debemos mantener primero la batidora en el fondo del vaso, sin moverla y a la velocidad rápida. Después, de unos segundos, cuando notemos que la salsa está atada, subimos la batidora desde el fondo del vaso y podemos moverla sin problemas. Otros consejos, utilizad huevos que estén limpios por fuera, haced sólo la que vayáis a consumir, mantenedla dentro del frigorífico hasta el momento de servirla y no la guardéis de un día para otro, así no habrá peligro con la salmonela. Hay quienes sustituyen el huevo por leche, es una opción interesante para los que os guste ser muy precavidos.
...
Para los que queráis seguir profundizando en los misterios que encierra la elaboración de esta salsa, aquí os pongo un enlace muy interesante:

http://webos-fritos.blogspot.com/2008/03/mayonesa.html

Y para aquellos que por motivos de seguridad la queráis hacer utilizando leche en vez de huevo (cosa que os recomiendo) aquí tenéis este otro enlace:

http://mediahoradecocina.blogspot.com/2008/09/mahonesa-de-leche.html

miércoles, 20 de agosto de 2008

Falafel

Reciben este nombre las albóndigas de forma achatada hechas a base de habas secas, garbanzos o una mezcla de ambos. Es un plato originario de Oriente Medio que, hoy en día, se ha extendido por todos los países árabes y Europa. Siempre que voy a Granada, me gusta tomar en un pequeño local llamado "Baraka", en la esquina que da a las calles Elvira y Calderería Nueva, un buen pita relleno de verdura y falafel con salsa de tahína; os aseguro que disfruto esos momentos como si estuviera en un restaurante de cinco tenedores.



Necesitamos: 200 gramos de habas secas, 100 gramos de garbanzos, media cebolla, un diente de ajo, una cucharada de harina (de trigo o mejor de garbanzos), una cucharada de perejil seco, una ramita de cilantro verde picado, dos cucharaditas de comino en polvo, una cucharadita de canela, una cucharadita de cúrcuma, media cucharadita de pimienta blanca molida, una cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato y otra de pimentón.
......
1. Se ponen a remojar en agua las habas y los garbanzos la noche anterior
2. Por la mañana se escurren y se trituran con la batidora o robot de cocina junto con el resto de ingredientes hasta formar una masa grumosa (con tropezones)
3. Se deja reposar unas dos o tres horas tapando la masa
4. Se confeccionan unas bolitas que se pueden aplastar ligeramente
5. Se fríen en abundante aceite caliente (mejor aceite de oliva virgen extra)
6. Se sacan sobre un plato con un trozo de papel de cocina para que escurran el exceso de aceite y ¡listo para comer!.
.....
Se suelen servir acompañados de una salsa de yogur o tahina y verduras, bien en un plato o bien dentro de un pan pita.

jueves, 17 de julio de 2008

Horchata de chufa

Una de las bebidas más refrescantes que se toman en España durante el verano es la horchata. Se hace con chufas, un tubérculo que en parte de Andalucía recibe el nombre de alcatufa. Lo normal es tomarla en las heladerías, aunque, como veréis a continuación, no es difícil hacerla en casa. La chufa es originaria de Egipto y su cultivo fue introducido en la Península Ibérica por los árabes durante la Edad Media.


Necesitamos: 250 gramos de chufas secas, 100 gramos de azúcar y un litro de agua.


1. Ponemos en remojo las chufas durante unas 48 horas, cambiándoles el agua de vez en cuando.

2. Trituramos las chufas en el vaso de la batidora con un poco de agua. Hay que procurar hacerlo con cuidado para que no salten, de modo que vamos añadiendo poco a poco las chufas, el agua y el azúcar.

3. Colocamos un colador grande sobre una fuente. Vertemos la masa que nos ha resultado en el paso 2 sobre dicho colador, de tal modo que el líquido blanco (la horchata) vaya pasando a la fuente.

4. Volvemos a echar dentro del vaso de la batidora las chufas trituradas, le agregamos el agua que nos quede aún por añadir hasta llegar a un litro y trituramos de nuevo con la batidora.

5. Se vuelve a verter la masa del vaso en el colador y extraemos todo el jugo, presionando, para que el líquido que contiene pase a la fuente de abajo. Si es preciso ayudamos al proceso estrujando con las manos la masa.

6. Necesitamos ahora otra fuente y un colador de tela, tipo "calcetín". Con un cucharón vamos pasando la horchata de una a otra fuente vertiéndola a través de este colador más fino y ya la tendremos lista. La pondremos en el frigorífico, ya que se suele tomar bastante fría. Os recomiendo consumirla dentro de los dos días siguientes a su elaboración, ya que si no se puede poner agria.


Un pequeño toque de canela molida añadida al vaso de la batidora durante su elaboración no le va nada mal. La verdad es que no es tan fácil encontrar chufas para hacer horchata, últimamente las consigo en el supermercado del Corte Inglés, en bolsas de 250 gramos. Aunque yo la hago con una batidora normal, reconozco que los que tengáis robot de cocina la podréis realizar más rápidamente y con mucho menos esfuerzo.

lunes, 7 de julio de 2008

Zumo de melón y sandía

Aunque ya hemos hablado de ellos por separado, el zumo de melón y de sandía están muy buenos cuando se mezclan entre sí. Esta entrada es una invitación a que los probéis de esta forma.

Necesitamos: un melón, una sandía y una batidora.

Ya hemos explicado como se hace cada uno de ellos:

1. Haz un zumo de melón tal como explicamos en una entrada anterior.
2. Haz un zumo de sandía tal como explicamos en una entrada anterior
3. Sírvelos en un vaso, la mitad de zumo de melón y la otra mitad de zumo de sandía.